El Flautista de la Marea Verde


miercoles-verde-en-Hamelin

El soniquete del flautista sirvió para engatusar a los más jóvenes del pueblo Hamelín. El flautista no encontró otra manera de convencer a los habitantes de la ciudad para que se hicieran cargo del pago de sus imprescindibles servicios.
Una ciudad de llena de ratas se vió liberada al fin de la plaga que la asolaba. Una vez apresados los niños los ciudadanos se dieron cuenta de que era necesario cambiar las cosas y utilizar el dinero para liberarse de los malditos roedores. Unos cientos de años después las ratas visten de Armani. Infestan lo público y lo privado, convencidas por mayoría de que la inmundicia es una forma de vida. El flautista de hoy en día tiene nombre de marea. Sin embargo su melodía de tan repetitiva resulta monótona y aburrida. La partitura donde está escrita tiene unas notas claras, sigue los acordes y marca los tiempos a la perfección pero algo pasa… Las ratas, con unas gotitas de Chanel número 5, campan a sus anchas y las mareas no logran ahogarlas.

Comenzamos un nuevo trimestre, el último de este curso escolar 2012/2013. Han sido muchos los miércoles verdes que la marea ha intentado con la misma canción tener el éxito de eventos pasados. En algunos lugares recibieron su pedacito de gloria, en otros recibieron porrazos o indiferencia. Se ha perdido la fuerza de la razón y los balones se echan fuera del campo. Casi vista para sentencia la LOMCE apunta la mira notando que la Marea Verde ya no es noticia de portada. Por supuesto que todos los que nos hemos manifestado en algún momento hemos pecado de ilusos. Hemos tenido la ferviente sensación de que la “cosa” se resolvía con una pataleta y mucho color. Sé que no esta todo dicho, que quizás tengamos otros días, otros momentos y otros foros donde la Marea Verde siga dando “guerra”. Ahora bien, personalmente siento que las riendas han sido tomadas por fuerzas sindicales y políticas que  utilizan de facto a las mareas en su propio beneficio que es crear tensión en momentos precisos casi quirúrgicos para resaltar sus siglas.

Hecho de menos el rostro anónimo de una madre o un padre de un colegio público falto de recursos, afectado por los crueles recortes o simplemente molesto por alguno de los artículos de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. ¿Existen? Yo creo que sí, pero están agazapados, o mejor dicho relegados a puestos de retaguardia y son llamados a primera fila para que enarbolen los estandartes y reciban en la crisma el primer mazazo. Citaba al principio que los niños fueron la moneda de cambio entre el flautista de Hamelín y el pago de sus servicios que sencillo resulta trasladar la historia a la actualidad y ver como la educación pública de las niñas y niños españoles es una moneda de cambio para forzar el contrapeso y que la aguja tambalee de lado buscando que se yo.

Anuncios

1 comentario »

  1. […] duda de que las fuerzas sindicales y políticas de la oposición son las que están fustigando a las mareas en … para crear esa sensación de pulso gubernamental en toda regla? Sigo escuchando a representantes de […]

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: